¿Qué son los géneros no binarios?

05/08/2018 Desactivado Por Dree

Los géneros no binarios son todos aquéllos que no se circunscriben exclusivamente a los géneros binarios. Los géneros binarios son los géneros “mujer” y “hombre”. Por tanto, los géneros no binarios son los géneros que no tienen nada que ver con los géneros ” mujer” u “hombre”, aquéllos que están situados entre ellos, o también los que son mezcla o contienen cierto porcentaje de los géneros binarios.

Las personas no binarias son personas que no se identifican como ” mujer” u “hombre” de forma exclusiva o durante todo el tiempo. Sin embargo, esto no significa que las personas no binarias sigan una estética común, se operen o no, modifiquen aspectos de su vida o no. Pertenecer a la comunidad no binaria tiene un solo requisito: tu género no se limita a los binarios/duales “mujer” u “hombre” de forma exclusiva y continua.

Dentro de los géneros no binarios hay diversos conjuntos que incluyen algunos géneros en función de características comunes. Esta entrada no es un glosario de etiquetas, pero sí creo necesario crear un pequeño mapa que permita, a través de otras fuentes, conocer mejor la amalgama de géneros no binarios.

A continuación presento algunas familias, por así llamarlo, dentro del conjunto de los géneros no binarios:

Espectro agénero. Esta etiqueta acoge diferentes experiencias con el género que tienen en común la ausencia de género. Para tratar de ilustrarlo mejor, tomaré la imagen de un cuadro y, en este caso, el cuadro contaría con muchos colores, pero el color que hace referencia al género, simplemente, no forma parte de la composición.
Género fluido. Dentro de este grupo entran todas aquellas experiencias donde haya dos o más géneros (o también del espectro agénero) y que, con el tiempo o acontecimientos más o menos marcados, cambien de uno a otro. Siguiendo con la imagen, este cuadro sería el típico donde, colocándote en diferentes lugares para observarlo, los ojos d la figura principal siempre acaban mirándote. Es decir, el cuadro es diferente dependiendo de la perspectiva, fluye.
Poligénero. Este conjunto hace referencia a la circunstancia en la que una persona tiene dos o más géneros (o del espectro agénero). Éstos pueden fluir, cambiar de intensidad, ser mezclas o que cada uno esté bien delimitado. Este caso sería el de un cuadro con muchos colores, algunos mezclados, algunos perfectamente definidos, algunos borrosos, etc.
Géneros tradicionales. Estos géneros tienen en común que son anteriores a la imposición violenta, excluyente y cisexista (paradigma que asocia determinados genitales a determinados géneros) de los géneros “mujer” y “hombre”. Antes de la época de la colonización, existían diferentes culturas, especialmente culturas racializadas, donde, además de los géneros ” mujer” y “hombre”, coexistían otros géneros al mismo nivel. También se les llama ” tercer género”, pero resulta más respetuoso hablar de “géneros tradicionales”. Según la imagen del cuadro, los géneros tradicionales serían colores que, en vez de ser sólidos y uniformes, estarían pintados con tramas.
Xenogéneros. Este conjunto se refiere a todos aquellos géneros que no se basan puramente en cuestiones antropológicas, por ejemplo, pueden hacer referencia a aspectos de la Naturaleza, o de las Matemáticas, o de la Música, por citar algunos. En el caso del cuadro, estos géneros serían fragmentos de diversos materiales que aportan nuevas características al cuadro en cuestión.
Neurogéneros. Este último grupo incluye a todos los géneros (y/o del espectro agéneroo) de aquellas personas que, por ser neurodivergentes (es decir, funcionar con neurotipos diversos como bipolar, autismo, etc.) viven de forma particular su experiencia con el género. La neurodivergencia actua como prisma o filtro a través del cual entender su propia experiencia con el género. Esta vez el cuadro sería el mismo, pero quien lo vea, lo ve todo con unas gafas que distorsionan o aportan matices a la imagen observada, pudiendo dificultar, mejorar o modificar la imagen original.
Dentro de cada familia hay infinidad de géneros, que sirvan como ejemplo: apogénero, aritmochico, semichica/demichica, grisgénero, flujogénero, autisgénero, maverique, y muchos más géneros imposibles de contener en un solo glosario.

Finalmente, cabe mencionar que cada experiencia con el género es única y personal, ya que dos personas no se encuentran en la misma situación con las mismas experiencias. Por ejemplo, no será común la experiencia de dos personas agénero, una de Alemania y otra de Gambia; y tampoco será igual la experiencia de una semichica que haya sido asignada hombre al nacer (AHAN) o una semichica que haya sido asignada mujer al nacer (AMAN).

En definitiva, los géneros no binarios contemplan todas las posibilidades que pueden darse en las diferentes experiencias con el género, tengan algo que ver o no con los género binarios “mujer” u “hombre”, se sitúen entre éstos o se mezclen, o estén totalmente apartados de estos géneros binarios/duales.

171total visits,1visits today