Author Archives: Ainara

Relato de un viaje al fin de la noche Es una militante de transgénero. Fue violada varias veces en el penal de Marcos Paz, se contagió VIH y no la querían medicar; la quemaron arrojándole un colchón en llamas. Ahora recibió prisión domiciliaria por las condiciones denigrantes de su encierro. Ayer se conmemoró por primera vez el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans en la ciudad. Tan sólo las marcas en el cuerpo de Dalma Emilce Lobo son una muestra de que el camino de promoción de derechos es largo y falta mucho por recorrer. Este diario ya informó sobre la medida dispuesta por el juez de Ejecución porteño Marcelo Peluzzi, de otorgarle la detención domiciliaria. Emilce pasa sus primeros días fuera de la cárcel en la casa de Gladys, una amiga trans, testigo de su matrimonio y garante ante la Justicia para habilitar su…

Read more

Manual editado recientemente en Argentina con el fin de instruir a personas propensas a ser agredidas por cuestiones de machismo para que salgan al paso. Manual de autodefensa para mujeres y otras-expresiones de género no hegemónicas

El historiador cubano Julio César González en su libro “Por andar vestida de hombre”, estudia el caso de Enrique/Enriqueta Favez, un hombre que en el siglo XIX desafió las leyes del género.   Imagínense la siguiente escena: corre el año de 1846 y una monja, llamada sor Magdalena, escribe en el sigilo de la noche una carta de amor destinada a una persona a quien no ha visto hace más de 20 años. “Amada Juana” empieza la carta, “nunca te culpé por lo que pasó” y termina con un “Te quiere, Enrique”. Este es el eje central de Por andar vestida de hombre, libro escrito por el historiador cubano y coordinador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades Julio César González Pagés.   Publicado por primera vez en versión electrónica en el 2009 y reeditando recientemente por la Editorial de la Mujer (Cuba, 2012), el texto cuenta la increíble…

Read more

El pequeño Franklin Delano Roosevelt está sentado sobre un taburete, con su falda blanca extendida suavemente sobre su regazo, sus manos sosteniendo un sombrero adornado con una pluma de marabú. Zapatos de fiesta de cuero y charol hasta el hombro completan el conjunto. Nos parece inquietante hoy, pero la convención social de 1884, cuando FDR fue fotografiado a la edad de dos años y medio, dictaba que los niños usaban vestidos hasta los 6 o 7 años, también el momento de su primer corte de pelo. El atuendo de Franklin se consideró de género neutral. Pero hoy en día la gente solo tiene que saber el sexo de une bebé o niñe pequeñe a primera vista, dice Jo B. Paoletti, historiadora de la Universidad de Maryland y autora de Pink and Blue: Telling the Girls From The Boys in America, para ser publicado a finales de este año. Así vemos,…

Read more

67/67